Preferencia revelada

La teoría preferente revelada, promovida por el economista americano Paul Samuelson, es un método para comparar la influencia de políticas del comportamiento del consumidor. Estos modelos suponen que las preferencias de consumidores puedan ser reveladas por sus hábitos adquisitivos. La teoría preferente revelada ocurrió porque las teorías existentes de la demanda de consumo estaban basadas en un precio marginal que disminuye de la substitución (SRA). Esta SRA que disminuye confió poniendo por caso que los consumidores tomen decisiones de consumo de maximizar su utilidad. Mientras la maximización de utilidad no era una asunción polémica, las funciones de utilidad subyacentes no se podían medir con la gran certeza. La teoría preferente revelada era un medio de conciliar la teoría de demanda definiendo funciones de utilidad observando el comportamiento.

Definiciones y teoría

Deje allí ser 2 bultos de bienes (x1, x2) y (y1, y2) disponible al precio (p1, p2), suponiendo que el consumidor tenga unos ingresos 'm'. Se observa que el consumidor compra (x1, x2) el bulto de bienes. Traducir este aritméticamente después de ecuación se formula p1y1+p2y2

El axioma débil

Considerando cualquier situación (juegos de presupuesto) con opciones {A, B, C, D...}, si un cliente elige un como uno de su (posiblemente muchos) opciones, entonces decimos A" (directamente) se revela tan bien como" a B. Si, además de la elección A, el cliente no elige B, entonces decimos que A" (directamente) se revela preferido" a B.

El axioma débil de la preferencia revelada (URDIMBRE) declara que si A se revela tan bien como B, entonces nunca es el caso que B se revela preferido a A.

En otras palabras, si un consumidor considera un como una de sus mejores alternativas en una situación particular donde B también es posible; entonces no puede ser que en otra situación, donde tanto A como B son posibles, que el consumidor piensa que B es superior a un (en la psicología, tal comportamiento se conoce como una inversión de preferencia).

Completo y axioma Fuerte

Si A directamente se revela preferido a B, y B directamente se revela preferido a C, entonces decimos que A indirectamente se revela preferido a C. Note que es posible para A y C para ser (directamente o indirectamente) reveló preferible el uno para el otro al mismo tiempo, creando un "lazo". En la terminología matemática, esto dice que la transitividad se viola.

Considere las opciones siguientes: c (A, B) =A, c (B, C) =B, c (C, A) =C, donde c es la función selecta que toma un juego de opciones (juego de presupuesto) a una opción. Entonces por nuestra definición A (indirectamente) se revela preferido a C (por las dos primeras opciones) y C (directamente) se revela preferido a un (por la última opción).

A menudo es deseable en modelos económicos impedir a tales lazos pasar, por ejemplo si deseamos modelar opciones con funciones de utilidad (que han valorado del modo verdadero salidas y son así transitivos). Una manera de hacer así es imponer el completo a la relación preferente revelada en cuanto a las situaciones, es decir cada situación posible debe ser tenida en cuenta por un consumidor. Esto es útil porque si podemos considerar {A, B, C} como una situación, podemos contar directamente qué opción se prefiere al otro (o si son lo mismo). La utilización del axioma débil entonces impide a dos opciones de preferirse el uno sobre el otro al mismo tiempo; así sería imposible para "lazos" formarse.

Otra manera de solucionar esto es imponer el axioma fuerte de la preferencia revelada (SARP) que asegura la transitividad. Esto se caracteriza tomando el cierre transitivo de preferencias reveladas directas y requiera que sea antisimétrico, es decir si A se revela preferido a B (directamente o indirectamente), entonces B no se revela preferido a un (directamente o indirectamente).

Note que éstos son dos enfoques diferentes a la solución de la cuestión; el completo se refiere por la entrada (la esfera) de las funciones selectas; mientras el axioma fuerte impone condiciones en la salida.

Motivación

La teoría preferente revelada trata de entender las preferencias de un consumidor entre bultos de bienes, considerando su coacción de presupuesto. Por ejemplo, si el consumidor compra el bulto de bienes un sobre el bulto de bienes B, donde ambos bultos de bienes son económicos, se revela que directamente prefiere un sobre B. Se supone que las preferencias del consumidor son estables durante el período de tiempo observado, es decir el consumidor no invertirá sus preferencias relativas en cuanto a A y B.

Como un ejemplo concreto, si una persona elige 2 plátanos de manzanas/3 sobre unos 3 plátanos de manzanas/2 alternativos económicos, entonces decimos que el primer bulto se revela preferido al segundo. Se supone que el primer bulto de bienes siempre se prefiere al segundo, y que el consumidor compra el segundo bulto de bienes sólo si el primer bulto se hace no económico.

Crítica

Stanley Wong sostuvo que la teoría preferente revelada era una programa de investigación fracasada. Según Wong, en 1938 Samuelson presentó la teoría preferente revelada como una alternativa a la teoría de utilidad, mientras en 1950, Samuelson tomó la equivalencia demostrada de las dos teorías como una vindicación para su posición, más bien que como una refutación.

Si allí existen sólo una manzana y una naranja, y una naranja se escogen, entonces uno puede decir definitivamente que una naranja se revela preferida a una manzana. En el mundo real, cuando se observa que un consumidor compró una naranja, es imposible decir lo que bien o el juego de bienes u opciones behaviorísticas se desecharon en la preferencia de comprar una naranja. En este sentido, la preferencia no se revela en absoluto en el sentido de la utilidad ordinal. Uno de los críticos de la teoría preferente revelada declara que "En vez de sustituir términos 'metafísicos' como 'deseo' y 'objetivo'" "la usaron para legitimarlos dándoles definiciones operacionales." Así en la psicología, como en la economía, las ideas operationalist iniciales, completamente radicales finalmente vinieron para servir como un poco más que un "fetiche del tranquilidad" para la práctica metodológica dominante."

Ejemplo contrario: Considerando que prefiero la segunda flor más barata en un juego de flores {x, y}, entonces C {x, y} = {x}. Si una flor menos cara se añade al juego entonces C {x, y, z} = {y}, que contradice el URDIMBRE. Senador 1993, p 501 presenta un argumento explícito.

Véase también

Notas

Enlaces externos



Buscar