Día de la tierra

Día de la tierra (Yom al-Ard; Yom HaAdama), el 30 de marzo, es un día anual de la conmemoración para palestinos de los acontecimientos de esa fecha en 1976. En respuesta al anuncio del gobierno israelí de un plan de expropiar miles de dunams de la tierra para "seguridad y objetivos del establecimiento", una huelga general y las marchas se organizaron en ciudades árabes de Galilee a Negev. En las confrontaciones consiguientes con el ejército israelí y policía, seis ciudadanos árabes se mataron, aproximadamente cien se hirieron, y cientos de otros detuvieron.

La beca en el conflicto israelí-palestino reconoce el Día de la Tierra como un acontecimiento fundamental en la lucha sobre la tierra y en la relación de ciudadanos árabes al estado israelí y estado. Es significativo en esto era la primera vez desde 1948 que los árabes en Israel organizaron una respuesta a políticas israelíes como un colectivo nacional palestino. Un día anual importante de la conmemoración en el calendario político nacional palestino desde entonces, es marcado no sólo por ciudadanos árabes de Israel, sino también por palestinos por todo el mundo.

Fondo

Los árabes de Palestina eran una gente en gran parte agraria, el 75% de la que hizo su que vive de la tierra antes del establecimiento del estado israelí. Después del éxodo palestino y los efectos de 1948 guerra de Israel árabe, la tierra siguió jugando un papel importante en las vidas de los 156,000 árabes palestinos que permanecieron dentro lo que se hizo el estado de Israel, sirviendo de la fuente de identidad comunal, honor y objetivo.

El gobierno israelí adoptado en 1950 la Ley de Vuelta para facilitar inmigración judía a Israel y la absorción de refugiados judíos. El Derecho de propiedad de los Ausentes de Israel del marzo de 1950 transfirió los derechos a la propiedad de dueños del ausente a un Guardián designado por el gobierno de la Propiedad del Ausente, con eficacia legalizando la confiscación de tierras que pertenecen a los refugiados palestinos que huyeron o se expulsaron del área que se hizo Israel en 1948. También era usado para confiscar las tierras de ciudadanos árabes de Israel que "están presentes dentro del estado, aún clasificado en la ley como 'ausente'." Se estima que el número de "ausentes presentes" o palestinos internamente desplazados de entre los 1.2 millones de ciudadanos árabes de Israel (en 2001) es 200,000, o aproximadamente el 20% de la población árabe palestina total en Israel. Salman Abu-Sitta estima que entre 1948 y 2003 más que de la tierra se expropió de ciudadanos árabes de Israel (ausentes presentes y por otra parte).

Según Oren Yiftachel, la protesta pública contra políticas estatales y las prácticas de entre los árabes palestinos en Israel eran raras antes de mediados de los años 1970, debido a una combinación de factores incluso la regla militar sobre sus localidades, pobreza, aislamiento, fragmentación y su posición periphal en el nuevo estado israelí. Aquellas protestas que realmente ocurrieron contra expropiaciones de la tierra y los ciudadanos árabes de restricciones eran sujetas según el artículo (1948-1966) militar son descritos por Shany Payes como "esporádico" y "limitado", debido a restricciones de derechos a libertad de circulación, expresión y característica de la asamblea de ese período. Mientras el movimiento político Al-Ard ("La Tierra") era activo durante aproximadamente una década, se declaró ilegal en 1964, y las ocasiones antidel gobierno más notables por otra parte eran las protestas del Uno del mayo organizadas anualmente por el Partido comunista.

Catalizar acontecimientos

El gobierno de Israel declaró su intención de expropiar tierras en Galilee para el uso oficial, afectando aproximadamente 20,000 dunams de la tierra entre los pueblos árabes de Sakhnin y Arraba, del cual 6,300 dunams era árabe. El 11 de marzo de 1976, el gobierno publicó el plan de la expropiación.

Yiftachel escribe que las confiscaciones de la tierra y la extensión de establecimientos judíos en Galilee del norte formaron la parte de la estrategia persistente del gobierno apuntada a Judaization de Galilee que él mismo constituyó tanto una respuesta a como catalizador para la resistencia palestina, que culmina en los eventos del Día de la Tierra. Según Nayef Hawatmeh, el líder del Frente democrático para la Liberación de Palestina (DFLP), la tierra debía ser usada para construir" [...] ocho pueblos industriales judíos, en la realización del llamado Plan de desarrollo Galilee de 1975. En el granizo de este plan, el Ministerio de agricultura abiertamente declaró que su objetivo primario era cambiar la naturaleza demográfica de Galilee a fin de crear una mayoría judía en el área." Ori Nir escribe en Ha'aretz que sólo el 31 por ciento de la tierra antes mencionada, o menos de un tercero, era realmente árabe y que un poco de la tierra expropiada debía ser usada para ampliar el pueblo árabe de Makar cerca del Acre y construir edificios públicos en ciudades árabes. Orly Halpern del Correo de Jerusalén escribe que las tierras fueron confiscadas por el gobierno con objetivos de seguridad, y que eran usados posteriormente para construir un campo de entrenamiento militar, así como nuevos establecimientos judíos.

Yifat Holzman-Gazit coloca el anuncio de 1976 dentro del marco de un plan más grande ideado en 1975. Aproximadamente 1900 dunams de la tierra árabe privada se debían expropiar para ampliar la ciudad judía de Carmiel. Además, el plan previó el establecimiento entre 1977 y 1981 de 50 nuevos establecimientos judíos conocidos como mitzpim (singular: el mitzpe) que consistiría en menos de 20 familias cada uno. El plan pidió que éstos se localizaran entre racimos de pueblos árabes en Galilee central que afecta aproximadamente 20,000 dunams (el 30% de que se debía expropiar de árabes, el 15% de judíos, con el resto que constituye la tierra nacional). David McDowall identifica la reanudación de asimientos de la tierra en Galilee y la aceleración de expropiaciones de la tierra en Cisjordania a mediados de los años 1970 como el catalizador inmediato tanto para la demostración del Día de la Tierra como para demostraciones similares que ocurrían contemporáneamente en Cisjordania. Escribe:" Nada sirvió para juntar las dos comunidades palestinas políticamente más que la pregunta de la tierra."

La protesta de 1976

La decisión del gobierno de confiscar la tierra fue acompañada por la declaración de un toque de queda para imponerse a los pueblos de Sakhnin, Arraba, Deir Hanna, Tur'an, Tamra y Kabul, eficaz a partir de las 17:00 el 29 de marzo de 1976. Los líderes árabes locales del partido de Rakah, como Tawfiq Ziad, que también sirvió del alcalde de Nazareth, respondieron por pedir que un día de huelgas generales y protestas contra la confiscación de tierras se sostenga el 30 de marzo. El gobierno declaró todas las demostraciones ilegales y amenazadas con despedir 'a agitadores', como maestros que animaron a sus estudiantes a participar, de sus empleos. Las amenazas no eran eficaces, sin embargo, y muchos profesores llevaron a sus estudiantes de las aulas a afiliarse a la huelga general y marchas que ocurrieron en todas partes de las ciudades árabes en Israel, de Galilee en el norte a Negev en el sur. Las huelgas de solidaridad también se sostuvieron casi simultáneamente en Cisjordania, Franja de Gaza, y en la mayor parte de los campamentos de refugiados palestinos en Líbano.

Los eventos del día eran sin precedentes. Según la Unión de Paz judía Internacional, "Para adelantarse incidentes dentro de Israel durante el Día de la Tierra, aproximadamente 4,000 policías, incluso una unidad tactial llevada por el helicóptero y unidades de ejército, se desplegaron en Galilee [...]" Durante las protestas, cuatro demostradores desarmados fueron matados a tiros por Israel Defense Forces (IDF) y más dos por la policía. Nahla Abdo y Ronit Lentin escriben que tres de los muertos eran mujeres, y que, "al ejército le permitieron conducir vehículos blindados y tanques a lo largo de los caminos sin pavimentar de varios pueblos de Galilee." Aproximadamente 100 árabes se hirieron y cientos de otros se detuvieron.

New York Times relata que las matanzas fueron realizadas por la policía durante "disturbios en la región de Galilee para protestar sobre la expropiación israelí de la tierra árabe." En Arutz Sheva, Ezra HaLevi escribe que los disturbios comenzaron la noche antes, "con árabes israelíes que lanzan rocas y bombas incendiarias en policía y soldados. Los disturbios siguieron al día siguiente y se intensificaron, causando a muchos miembros heridos de fuerzas de seguridad israelíes y la muerte de los seis alborotadores árabes." Yosef Goell, que escribe en El Correo de Jerusalén, dice que, "Lo que realmente se pone del amotinamiento que llevó a las muertes era un ataque salvaje por cientos de árabes jóvenes inflamados en un convoy de IDF confiado que va en coche en el camino por los pueblos de Sakhnin, Arrabe y Deir Hanna. No había ninguna provocación previa de parte de esto el convoy de IDF, a menos que uno insista en la vista de una provocación en la misma presencia de una unidad de ejército israelí en el corazón de Galilee israelí."

Un 2003 documento del gobierno israelí nota que, "Las figuras públicas árabes trataron de limitar las protestas, pero control perdido de los acontecimientos. Los manifestantes quemaron neumáticos, caminos bloqueados, y lanzaron rocas y cócteles molotov." Al colocar las seis víctimas dentro del contexto de "choques severos" entre manifestantes y fuerzas de seguridad, también se nota que había muchas heridas a ambos lados. Baruch Kimmerling y Joel S. Migdal escriben que el Día de la Tierra diferenciado de la masacre de Kafr Qasim en esto los palestinos en Israel expuso una" confianza [...] audaz y conciencia política que totalmente carece en 1956; esta vez los ciudadanos árabes no eran pasivos y sumisos. En cambio iniciaron y coordinaron la actividad política al nivel nacional, respondiendo a la brutalidad de la policía con su propia violencia."

Impacto

Dentro de la comunidad palestina en Israel, había furia hacia el estado y la policía y afligiéndose sobre los muertos, pero también había la aparición de un nuevo orgullo nacional. Una hendidura hizo erupción entre los partidos políticos árabes de Rakah y Abnaa al-Balad. Destinado a una solución de dos estados del conflicto israelí-palestino, Rakah sostuvo reservas principales sobre la participación de palestinos de Cisjordania. A la inversa, la entrega de Abnaa al-Balad al establecimiento una Palestina democrática sola vio las cuestiones de tierra, igualdad, los refugiados y la ocupación como "un todo completo, integral e indivisible." Mientras Rakah permaneció comprometido en una solución de dos estados, trazó un equilibrio inestable, expresando una identidad palestina más claramente para estar más en la melodía con el sentimiento de la comunidad. Por ejemplo, poco después del Día de la Tierra, Tawfiq Ziad declaró que, "De aquí en adelante no habrá ningunas comunidades y grupos religiosos, pero sólo una minoría árabe sola, parte de la nación palestina."

El Día de la tierra también causó a los árabes que ganan una presencia en la política israelí en la cual ya no se podían ignorar. La sociedad civil árabe en Israel comenzó a coordinar el uno con el otro más y las protestas contra políticas del gobierno se hicieron más frecuentes con una atención a tres problemas principales: tierra y políticas de planificación, condiciones socioeconómicas y derechos nacionales palestinos.

La protesta hizo poco para parar el plan de la expropiación de la tierra de 1975. El número de mitzpim estableció alcanzado 26 en 1981 y 52 en 1988. Estos mitzpim y las "ciudades de desarrollo" de Nazareth Superior, Ma'alot, Migdal Ha'emeq y Carmiel considerablemente cambiaron la composición demográfica de Galilee. Mientras los árabes habían comprendido al 92% de la población de Galilee en los años después del establecimiento de Israel, hacia 1994, que el número se redujo al 72% de una población regional de 680,000, con judíos que arreglan el 28% restante. Las expropiaciones en gran escala de la tierra en Galilee han sido generalmente evitadas por gobiernos israelíes desde los años 1980.

Estudios de cobertura informativa israelí

La cobertura informativa israelí del Día de la Tierra se ha analizado y criticada por académicos israelíes. El estudio de 1994 de Alina Koren de siete periódicos israelíes principales encontró que la cobertura de las preparaciones y el resultado del día eran extensos en el marzo-abril de 1976, con informes que confían casi completamente en declaraciones de fuentes de información israelíes oficiales como ministros, consejeros o "expertos en árabes." Apenas cualquier espacio se dedicó a las voces de organizadores árabes y participantes. Todos los periódicos examinados, independientemente de sus diferencias ideológicas, minimizaron las causas, enfatizando en cambio dos temas principales: retratar las demostraciones como el trabajo de una minoría marginal y no ejemplar y describirlos como una amenaza potencial para seguridad del estado y orden público. Daniel Bar-Tal y Yona Teichman escriben:" De la importancia especial es el descubrimiento que todos los periódicos delegitimized los participantes, como comunistas, nacionalistas, extremistas, agitadores, inciters, enemigos o la gente violenta."

Bar-Tal y Teichman también citan un estudio de 2000 por los profesores Gadi Wolfsfeld, Eli Avraham e Issam Aburaiya que analizó la cobertura por Haaretz y Yediot Aharonot de las conmemoraciones anuales entre 1977 y 1997 y encontró que los informes antes del acontecimiento cada año también confiaron pesadamente en noticias de las fuentes de policía y militares. El foco estaba en preparaciones de seguridad, con informes sobre árabes limitados con la agitación e incitación propuesta por su mando. La información sobre las razones de la protesta se proporcionó entre el 6% al 7% de las historias publicadas. Los casi todos los reporteros eran judíos, y sólo Haaretz hizo encomendar a un reportero especialmente cubrir a la población árabe. El acontecimiento se enmarcó dentro del contexto del conflicto árabe-israelí con demostradores árabes definidos como enemigos, más bien que ciudadanos que hacen demandas de su gobierno. Un editorial del 22 de marzo de 1997 en Yediot Ahronoth por ejemplo leyó:" El derecho de protestar no incluye el derecho de dirigir el disturbio, cerrar caminos, lanzar piedras a vehículos que pasan... Otra vez, se tiene que aclarar a árabes israelíes que la mayor parte de sus Israeliness están basados en su lealtad que deben a su país y sus leyes. Si no quieren estas leyes nadie les impide irse."

Herencia

Para palestinos, el Día de la Tierra se ha hecho desde entonces un día de conmemoración y tributo a aquellos que se han caído a la lucha para sostener en su tierra e identidad. A menudo sirviendo de un día para la expresión del descontento político para ciudadanos árabes de Israel, en particular rodeando cuestiones de tierra igual y derechos de ciudadanía, en 1988, declararon que el Día de la Tierra debería servir de "un día nacional civil palestino-israelí de la conmemoración y un día de identificación con palestinos de Cisjordania y Gaza, para ser marcado por demostraciones anuales y huelgas generales."

No sólo el Día de la Tierra trabajó para forjar la solidaridad política entre ciudadanos árabes de Israel, pero también trabajó" [...] en la cementación de la aceptación de los "1948 árabes" atrás en el mundo palestino más grande y en el corazón del nacionalismo palestino dominante." El día es conmemorado anualmente por palestinos en Cisjordania, Franja de Gaza, Jerusalén del Este, y adelante lejos en campamentos de refugiados y entre la diáspora palestina por todo el mundo. En 2007, el Centro de prensa de la Autoridad nacional palestina lo describió "... como un día notable en la historia de la lucha de la gente palestina, ya que los palestinos en un día tan particular abrazan la tierra de sus antepasados, su identidad y su existencia."

Conmemoración anual y protestas

Un estudio judicial israelí relata que la huelga general y las marchas realizadas en Israel durante la conmemoración anual de 2000 generalmente seguían pacíficamente, a excepción de la protesta en Sakhnin. Allí, cientos de la juventud juntaron y avanzaron la base militar israelí contigua al pueblo al Oeste. Desarraigando las cercas, penetraron la base y agitaron la bandera palestina dentro. Las figuras públicas árabes que debían hacer allí discursos intentaron someterlos, pero se encontraron con hostilidad y hasta redobles. Las policías fronterizas que llegaron para reforzar la base fueron apedreadas por los manifestantes, algunos de los que llevaban máscaras y pusieron fuegos en los bosques. El gas lacrimógeno y las balas de goma eran usados para empujar a los manifestantes atrás hacia la carretera donde los choques siguieron. Muhammad Zidan, Jefe del Comité Complementario más Alto árabe, estaba entre los heridos en los choques, y se relató que una mujer de 72 años de Sakhnin ha muerto en el hospital después de que las heridas sostuvieron de la inhalación de gas lacrimógeno. Un informe de 2006 en El Correo de Jerusalén declara que en conmemoraciones anuales del día por ciudadanos árabes hoy, las fuerzas de seguridad israelíes están en la alarma, pero no interfieren en las protestas.

Durante la Segunda Intifada en 2001, en el 25to aniversario del Día de la Tierra, que se cayó un viernes, el semanario "Day of Rage", visitaron a palestinos para manifestarse. Las decenas de miles de ciudadanos árabes, acompañados por algunos judíos, se manifestaron en marchas pacíficas dentro de Israel, llevando banderas palestinas. Durante demostraciones en Cisjordania, cuatro palestinos se mataron y los 36 se hieren en Nablus cuando las fuerzas israelíes usaron municiones vivas contra protestantes que lanzan piedras y cócteles molotov. En Ramallah, un palestino se mató a tiros y 11 otros heridos cuando los soldados sonaron con 2,000 demostradores que quemaron cuadros de Ariel Sharon y agitaron banderas iraquíes y palestinas; los pistoleros palestinos también se afiliaron a los choques después de una hora, dibujando el fuego israelí pesado de ametralladoras montadas por el tanque. También había las demostraciones en la Franja de Gaza y en el campamento de refugiados palestino de Ain al-Hilwa en Líbano.

En las demostraciones del Día de la Tierra de 2002, los ciudadanos árabes de Israel expresaron su solidaridad con palestinos en Cisjordania y Gaza, que habla claro contra el "sitio israelí de la oficina central del líder palestino Yasser Arafat." Las conmemoraciones del Día de la Tierra de 2005 se dedicaron a la situación grave de los pueblos no reconocidos en Negev, donde los organizadores dijeron que 80,000 ciudadanos árabes vivos sin el acceso a servicios básicos y 30,000 casas han recibido pedidos de demolición. Marcha en 2008 incluyó el que organizado en la Jaffa donde 1,000 ciudadanos árabes usaron las conmemoraciones del Día de la Tierra para traer la atención lo que describieron como una aceleración en confiscaciones de la tierra en la ciudad, con muchos que se quejan que estaban enfrente de desahucios y pedidos de demolición diseñados para forzarlos de sus casas a fin de colocar a judíos del extranjero en su lugar.

Las llamadas de lanzar acciones de resistencia no violentas para protestar contra confiscaciones de la tierra en curso con regularidad ocurren durante el Día de la Tierra. Por ejemplo, el Centro del Recurso BADIL de Derechos del Refugiado y de la Implantación palestinos publicó un comunicado de prensa durante el Día de la Tierra 2006, pidiendo "boicot, desinversión y sanciones contra Israel" y un final a "discriminación racial, ocupación y colonización." Durante las conmemoraciones durante el Día de la Tierra en 2009, un grupo de 50 mujeres palestinas que cantan canciones nacionalistas palestinas por Marcel Khleifi y algunos interciudadanos se juntó en la Puerta de Damasco de la Vieja Ciudad de Jerusalén, para repartir carteles y camisetas que piden un boicot de productos israelíes.

También en 2009, los miles de ciudadanos árabes, algunas banderas palestinas que llevan, marcharon a través de las ciudades de Arrabe y Sakhnin, bajo la bandera, "Todos nos unimos bajo fascismo israelí y racismo." El miembro Knesset árabe Talab el-Sana visitó al gobierno, "poner una parada a los proyectos racistas de Judaizing Galilee y Negev y adoptar políticas de desarrollo para los residentes de todo Galilee y Negev". Ynet relató que las protestas por palestinos se planearon en posiciones por todo el mundo, incluso los EE.UU, Canadá, Alemania, Finlandia, Francia y Bélgica, y que World Social Forum (WSF) anunció el lanzamiento de una campaña que pide todos sus afiliados excomunicar Israel. El Día de la tierra también se conmemoró en los campamentos de refugiados de Sabra y Shatila vía una exposición de arte y acontecimiento musical, y en los territorios palestinos, donde los palestinos demostraron y lanzaron piedras cerca de la barrera de Cisjordania israelí en Naalin y Jayyous.

En previsión de protestas del Día de la Tierra de 2012, Israel selló Cisjordania (pero las restricciones no se aplicaron a pobladores israelíes). Las protestas se sostuvieron en Franja de Gaza y Cisjordania. En la Franja de Gaza, las fuerzas israelíes dispararon disparado a manifestantes que trataron de cruzar la valla de seguridad, causando a un hombre matado y 37 perjudicados. En el punto de control de Qalandia, los jóvenes palestinos que lanzan la roca sonaron con soldados israelíes que disparan balas de goma y atonte granadas, causando a 39 palestinos heridos. En Jordania, 15,000 personas, incluso palestinos participaron en una sentada pacífica. Los refugiados palestinos también sostuvieron demostraciones cerca del castillo Beaufort, Líbano.

Véase también

Bibliografía



Buscar